4 de octubre

No hace falta que vengáis más elegantes de lo habitual

No hace falta que vengáis más elegantes de lo habitual

Ya está, una año (más unos pocos días) desde que abrimos las puertas del local de la asociación. Han pasado mil cosas desde entonces y nos acordamos de la mitad aproximadamente. De todos modos, lo que os proponemos para este sábado 4 de octubre no es tanto venir a celebrar que ya llevamos un año como venir a celebrar que empezamos el curso con todas las ganas del mundo.

Como es normal, hay de todo: cosas que permanecen inmutables y cosas que han cambiado para este año. Como ya habréis detectado, entre las cosas inmutables está la idea de seguir anunciando las cosas entre 24 y 48 horas antes. ¿Por qué? Pues básicamente porque no somos capaces de tener toda la información necesaria antes. Pero también podemos decir que no somos capaces de tenerlo antes, principalmente, porque no lo consideramos una prioridad. Así que podéis elegir: somos incompetentes o indiferentes. En el fondo supongo que nos hemos acostumbrado a que vengáis aunque os avisemos el mismo sábado: culpa vuestra.

Marciano total

Marciano total

Otro tema que no cambia: nos gusta mezclar cosas. Por un lado, grupos como Rombo, que acaban de completar sus primeras grabaciones con uno de nuestros iconos. El pop siempre ha estado en el centro de lo que hacemos y no iba a ser esta ocasión diferente. Por otro lado, un rara avis como el Gran Puzzle Cózmico, con muchos tiros pegados y seguramente alguno que otro en el pie, también va estar presente. Todo lo que sea música no afectada, de saque, nos interesa. Otra cosa más, gente magnífica, como Víctor Verrier, poniendo música en HiJauhUSB.

Qué bonitas son siempre las fotos de local

Qué bonitas son siempre las fotos de local

Finalmente, entre las cosas que no cambiarán, reglas inamovibles, como el hecho de que los que vengan con discos recién comprados en Ultra-local se acaben llevando las birras más frescas. No es que lo hagamos a propósito, es una casualidad. Y lo va a seguir siendo.

¿Y qué cosas cambian? Pues bien, una de ellas es nuestro fantástico bote para los músicos. A pesar de que nos ha brindado momentos de gran diversión, pocas veces ha contribuido a recompensar a los músicos como honestamente creemos que deberían ser recompensados. Y no estamos hablando de que ganen pasta, sino de que al menos cubran parte de sus gastos. Al fin y al cabo, este año pasado hemos tenido a auténticos titanes como los Teletransportarse a Soria que, mientras perfeccionan la máquina de teletransportación, se han pegado la paliza de venir desde Madrid en coche sólo para tocar en HijauhUSB. Dicho esto, que nadie piense que este próximo sábado al entrar encontrará un stand con chicas en shorts repartiendo caramelos mentolados. No, simplemente os pediremos una pequeña entrada (estamos hablando, aproximadamente, de un € por grupo, todo un abuso). Ese dinero va 100% para los músicos.

¿Y qué otras cosas cambian? Pues a pesar de la enriquecedora experiencia extrema que suponía, hemos desmontado la sauna en que se había convertido el local. Bueno, o eso creemos. Hay más aire acondicionado, esperemos que sea suficiente para evitar el calor extremo y, sobre todo, que ayude a que al final de los conciertos no huela a tigre que se acaba de comer un perro mojado.

Así que ya sabéis, este sábado, a media tarde, arranca el nuevo curso en HiJauhUSB. Una pista: habrá memorabilia que con el tiempo puede ir subiendo de valor hasta valer lo que ha costado. O más.

Esta entrada fue publicada en Asociación, Conciertos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.